El canciller boliviano, Fernando Huanacuni, y el embajador de Italia en Bolivia, Plácido Vigo, firmaron ayer un convenio de financiamiento para la ejecución de la segunda fase del programa Cosechando Agua-Sembrando Luz: Componente agua segura. El mismo establece una inversión adicional de 25 millones de euros y beneficiará a más de cuatro mil 800 familias de los departamentos de Oruro y Potosí, según informa un boletín de prensa. Valoramos la constante colaboración del gobierno italiano que nos permitió desarrollar importantes proyectos en beneficio de nuestra población, sobre todo en favor de los más necesitados, señaló el jefe de la diplomacia boliviana.

Fuente: eldia.com.bo